“ medita como te sientas cómodo, sentado, de pie, de rodillas…como sea, pero medita”

Hoy en día, la meditación puede resultar una herramienta clave de autocontrol  y, más aún, puede ayudarnos a obtener paz y felicidad en nuestro días. Contrariamente a lo que muchas personas piensan, no es necesario tener un maestro, ni un grupo, ni ir a un templo o un lugar especial para meditar, aunque claro, si lo tienes sería ideal. Pero en fin, la cuestión es que puedes aprender a meditar en el rincón de tu casa en el que te sientas más cómodo, utilizando solo una mínima parte de tu tiempo.

 Ahora, el primer punto para que empieces a meditar es que tienes que tener fe en lo que estás haciendo, si no meditas con fe, de nada servirá.

La meditación es una disciplina a través de la cual se intenta ir más allá del pensamiento condicionado para alcanzar un estado profundo de conciencia.

El objetivo principal de la meditación es concentrarte y poco a poco relajar tu mente hasta liberar tu conciencia. Según vas progresando, notarás que puedes meditar en cualquier sitio y en cualquier momento, logrando la paz interior a pesar de lo que esté pasando a tu alrededor. Notarás además que puedes controlar mejor tu forma de reaccionar ante las cosas a medida que te vuelves más consciente de tus pensamientos (por ejemplo, liberándote del enojo), pero primero tienes que aprender a dominar tu mente y controlar tu respiración.

                                                            

 

 
  Site Map